Uso del burofax electrónico y/o postal para cobrar en las pymes

creado por Notificad@s 24 septiembre 2013 10:50
Con la crisis económica, muchas pymes empiezan a acumular impagos, algo que hace unos años pasaba con mucha menos frecuencia. ¿Cómo debe actuar la pyme? ¿qué pasos debe seguir antes de recurrir a la vía judicial? Notificar a la empresa la deuda es clave para que quede constancia fehaciente de dicha deuda.

La crisis económica ha acentuado los impagos y la morosidad a los que tienen que hacer frente un elevado número de pymes en España. La cifra es cuanto menos alarmante, el 66% de éstas afirman haber sufrido un impago durante los últimos doce meses, según un estudio realizado por Gestión del Riesgo de Crédito en España. Esto significa un nuevo incremento de la morosidad, ya que antes la cifra de empresas con impagos era de un 49%, contando tanto la morosidad por parte de la administración como de las entidades físicas y jurídicas independientes.
Ante esta situación, ¿qué debe hacer la pyme? Lo más importante cuando una pyme vislumbra los primeros síntomas de morosidad es actuar con rapidez y comprobar que la deuda que va a exigir no haya vencido, ya que si el impago es inferior a 30 días estadísticamente tiene casi un 100% de posibilidades poder cobrarla (98%). Lo realmente importante es reunir toda la justificación posible que pueda defender la reclamación del impago, como son facturas, emails, albaranes, notas o justificantes de envío. Contactar con el deudor y que quede una justificación de dicha reclamación es vital para acciones futuras y puede solucionar dicho problema.

Un opción a tener en cuenta es la del envío de un burofax postal y/o electrónico, ya que acredita tanto la entrega al receptor como el contenido de lo que se quiere comunicar, evitando por tanto la impugnación por parte del destinatario. Sin embargo y aunque importantes, a veces estas acciones no llegan a solucionar el problema de raíz, ya que la empresa o el cliente moroso tiende a alargar el pago a la pyme sin tener fijada en el calendario ninguna fecha para solventar el pago. Solicitar un informe sobre la situación financiera de quienes nos adeuda es otra solución, quizás tenga más acreedores y ¿por qué no? se pueden enviar un burofax a éstos y ponerse en contacto para tomar acciones en común. Establecer relaciones con otros proveedores del cliente ayudará, al menos, a sentir que no están solas ante el problema.

Las empresas de cobros a morosos, más de medio centenar solo en nuestro país, podría ser otra solución radical en la búsqueda del dinero, que la pyme quiere y necesita cobrar. También recurrir a las entidades de Gestión de Cobro que forman la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro, sabiendo que estas se pueden quedar hasta el 40% de la deuda recuperada. La mejor opción es evitar confrontaciones y contemplar la posibilidad de ofrecer al deudor el pago fraccionado de la deuda, el pago en activos no dinerarios u otras alternativas.

La última opción y si el deudor ha hecho caso omiso a las notificaciones enviadas, la pyme debe contratar un abogado experto en recuperación de deudas. La vía judicial se suele diluir en el tiempo pero es la única forma de que el deudor responda ante la justicia.

Recordad: si la empresa, transcurrido un año, no ha cobrado la factura pendiente el Estado tiene que devolverle el IVA de dicha factura, o incluso con la nueva normativa que presumiblemente se comenzará a aplicar en 2014, no abonar el IVA hasta que no cobre la factura.

Tags: , , , , , ,

Burofax | Casos de Uso | Morosidad | Burofax Electrónico


Notificación fehaciente para la morosidad en comunidades de vecinos

creado por Notificad@s 19 agosto 2013 09:22
La morosidad en las comunidades de vecinos está a la orden del día, pero ¿qué tipo de propietarios son morosos?

256 millones de euros son los que adeudan los bancos a las comunidades de vecinos, pero no solo ellos. Los vecinos que pueden pagar y no lo hacen o aquellos a los que les es imposible aún siguen siendo numerosos por toda España.

La morosidad en comunidades de vecinos

La mejor forma de proceder ante estos casos y antes de recurrir a los tribunales, es la reclamación de la cantidad adeudada vía burofax. Como indicamos, 256 millones de euros son los que deben las entidades bancarias a las comunidades de vecinos. Los impagos de viviendas han propiciado que los bancos y cajas de ahorro acumulen ya más de 150.000 pisos en su poder, un elevado número de inmuebles que tampoco pueden vender o al menos no a los precios que éstos desearían.

Los pisos siguen en poder del banco pero también siguen, por supuesto, estando ubicados en comunidades de vecinos. Y, en muchas ocasiones, estos vecinos no perciben por parte de las entidades ni un solo euro de los diferentes pagos anuales que se efectúan en toda comunidad que se precie, cantidades que son importantes para hacer frente a los diferentes gastos. En definitiva, una cifra alarmante que pone, a muchas de estas comunidades, al borde de la quiebra y poniendo en peligro servicios más básicos como el de la luz, el ascensor o la limpieza.

En los últimos meses, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE) ha elevado el número de informes y acciones de denuncia ante tales impagos y exigen a los poderes públicos recursos legales para combatir la morosidad. Y es que las comunidades de vecinos ya acumulan más de 1.600 millones de euros en deudas. Pero no solo son los bancos los morosos en este tipo de comunidades, donde los vecinos que mantienen sus pagos al día se muestran impotentes ante el impago de las entidades y, sobre todo, de otros vecinos que, aunque no pagan, siguen haciendo uso de los servicios comunes. Por circunstancias económicas, muchas familias deciden dejar de pagar las cuotas de la comunidad por falta de liquidez en sus hogares. La mayoría de las comunidades se muestran solidarias y permiten el retraso de los pagos hasta que la situación mejore en estos casos.

Sin embargo, hay otras viviendas que pese a que sus inquilinos disponen de liquidez no quieren oír ni hablar de gastos de comunidad y deciden, un buen día, dejar de pagarlos pero no sin ello dejar de utilizar servicios como el uso del ascensor, la luz de la escalera o dejar de hacer frente a su responsabilidad y no pagar aquella derrama que se acordó en su momento.

La primera forma de actuar ante los casos de vecinos morosos es mediante el consenso y la cordialidad, pero si transcurrido un mes más de impago dicho vecino no paga, lo mejor será efectuar una notificación fehaciente. Según la CGCAFE, los vecinos pueden reunirse en una Junta Extraordinaria y acordar la liquidación de la deuda, pero no siempre se llega a un acuerdo por lo que es aconsejable enviar otro burofax al moroso avisándole de una denuncia legal contra el pago de la misma.

Para notificar fehacientemente al propietario moroso (sea una entidad bancaria, una entidad jurídica o una persona física) el burofax es el único medio que acredita tanto la entrega al receptor como el contenido de lo que se quiere comunicar, evitando así la impugnación por parte del destinatario de ambas circunstancias. Una vez emitido y tramitado el burofax, el propietario moroso queda avisado del hecho y los vecinos tendrían una prueba legal de que el propietario moroso está al corriente de su deuda.

¿Cuál es el siguiente paso si el propietario moroso sigue sin pagar? Recurrir a los tribunales y aportar las pruebas de la morosidad del propietario, entre las que se debe incluir el burofax o burofaxes que se le han remitido desde la Comunidad de Vecinos.

Puedes imponer cómodamente tu burofax postal desde www.notificados.com al mejor precio del mercado en la única empresa de España especializada exclusivamente en notificaciones fehacientes / burofax: Notificad@s.

Tags: , , , ,

Burofax | Casos de Uso | General | Morosidad

Sobre Notificad@s...

Desde al año 2010 Notificad@s ofrece el servicio de notificación fehaciente (burofax) por vía postal y durante el año 2013 también por vía electrónica con entrega bajo DNI-e y otros certificados digitales reconocidos.

Tags